viernes, 4 de junio de 2010

La Mujer en el Siglo XXI- Actualidad














A lo largo de la historia del Perú, la mujer ha desempeñado diversos roles en su comunidad, desde la época del Tawantinsuyu hasta nuestros tiempos. Así, la mujer ha sido relegada de muchas cosas y enclaustrada en muchas otras, pero nunca ha perdido su esencia. Si bien es cierto, que el hombre y la mujer son distintos, ambos tienen los mismos derechos. En la actualidad, la mujer ha logrado trascender en muchos ámbitos que antes jamás hubiera osada acercarse, tales como la política, la economía y las ciencias. Estos espacios que hemos ido llenando han disminuido la marcada discriminación tradicional, cosa que aún falta erradicarse del todo. Es así que el rol de la mujer, hoy por hoy, es mucho más amplio que hace medio siglo.

La mujer de hoy no sólo desempeña roles de madre y esposa, sino también de servicio a la comunidad, aporta con su trabajo como administradoras, secretarias, gerentes, abogadas, ingenieras, integrándose así a la población económicamente activa del país. La falta de ingresos en las familias obligó a las madres, esposas, hijas, a trabajar eventualmente. Pero gracias a la fomentación de la educación en mujeres, hecho que debemos a la larga lucha de las mujeres por el derecho al voto y a la educación, se ha logrado que éstas puedan desempeñar cargos públicos y ejercer sus profesiones.

La búsqueda del trato igualitario entre hombres y mujeres es tema actual en congresos e instituciones mundiales al beneficio de la mujer. Tal como el Congreso: Mujeres en el mundo liderando el milenio, en el que la primera gobernadora de Puerto Rico, Sila María Calderón dijo:








“Tenemos derecho a participar plenamente en nuestra vida colectiva, tenemos derecho a comparecer por nuestra propia cuenta sin que se utilicen criterios ajenos a nuestros méritos y a nuestras capacidades. Hay que seguir luchando y por eso estamos aquí, para abrir más camino para que nuestra vida pública refleje la verdad de nuestra realidad social en todos nuestros países. Para que las mujeres, que somos el 52% de la población, tengamos mejor representación en las profesiones, en el gobierno, en las posiciones de poder, en los negocios, nos toca a todas nosotras aprovechar las oportunidades que se nos presentan para lograrlo. A la vida hay que decirle que sí, porque nadie va hacerlo por nosotras”. (Calderón 2007).


Mujeres como ésta, hoy con orgullo, abundan en Latinoamérica, y por ende, en Perú. Y es que la capacidad de la mujer para trascender las propias fronteras, para evitar encerrarse en sí misma para hallar como persona el sentido y la plenitud de la vida en el otro, la muestran como un ser singular(Huamán 1997). Esto se ve claramente en la política de nuestros tiempos, las mujeres han logrado hacerse espacio entre diputados, ministros y congresistas, ocupando, al igual que ellos, cargos públicos al servicio de la nación. Pero este tema no está del todo resuelto, ya que aún hay ciertas desigualdades tales como el tema de la interpretación de las cuotas en las listas de los partidos políticos, o la desigualdad cuando en un cargo público, un funcionario de la misma categoría, el hombre gane un sueldo y la mujer gane un sueldo menor.


Además, Helen Fisher nos dice en su libro:






"A medida que las mujeres afluyen a la población activa remunerada en todas las culturas del mundo aplicarán sus aptitudes naturales a muchos sectores de la sociedad, influyendo de forma decisiva en el ámbito comercial, en las relaciones sexuales y en la vida familiar del siglo XXI. En algunos sectores importantes de la economía llegarán incluso a predominar, convirtiéndose así en el primer sexo. ¿Por qué? Porque las actuales tendencias en los negocios, comunicaciones, educación, derecho, medicina, gobierno y el sector sin ánimo de lucro, lo que se llama la sociedad civil, indican que el mundo del mañana va a necesitar el espíritu femenino” (Fisher: 2000 -14,15).







Y esto lo explica debido a que segun refiere el autor las mujeres tienen facultades excepcionales generadas en la historia profunda: habilidad verbal; capacidad para interpretar posturas, gestos, expresiones faciales y otros signos no verbales; sensibilidad emocional; empatía; excelente sentido del tacto, del olfato y del oído; paciencia; capacidad para pensar y hacer varias cosas simultáneamente; una amplia visión contextual de las cuestiones; afición a hacer planes a largo plazo; impulso maternal; y preferencia por cooperar, llegar a consensos y liderar sirviéndose de equipos igualitarios. (Fisher: 2000-15).





Lo que Fisher afirma refleja claramente el concepto que tenemos de la mujer, reivindicándola en sus cualidades y capacidades. Pero con esto, no queremos sonar paternalistas ni feministas radicales, es decir, no queremos tildar a la mujer como superior en cualidades pero merece ser tratada con sumo cuidado. En realidad, tanto el hombre como la mujer pueden tener cualidades o habilidades mayores que otros. Se hace posible así, la competencia abierta y la igualdad de oportunidades. En conclusión, el rol de la mujer en el Perú de nuestros tiempos no sólo está basado en los hijos y la casa, sino también en el ámbito laboral, educacional, deportivo y político brindando oportunidades iguales entre hombres y mujeres.






BIBLIOGRAFÍA

CALDERÓN, Sila (2007) Debate en el Congreso: Mujeres en el mundo liderando el milenio. Conferencia promulgada en Octubre en Valencia. (http://www.youtube.com/watch?v=diZVFDpgZm0) (duración: 2.56 min)
CPN Radio (2009) Cecilia Chacón, Lourdes Alcorta e Hilda Guevara y el rol de la mujer en la actualidad. Lima. (http://www.youtube.com/watch?v=9UX2OwWjbWg) (duración: 9.21 min)
HUAMÁN, Nélida (1997) La mujer: motor del desarrollo. Lima: Boletín de la Sociedad Peruana de Medicina Interna - Vol. 10 Nº 2 (consulta: 30 de mayo del 2010) (http://sisbib.unmsm.edu.pe/bvrevistas/spmi/v10n2/opinion.htm)

FISHER, Helen (2000) El primer sexo: Las capacidades innatas de las mujeres y cómo están cambiando el mundo. Madrid: Taurus.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada